sábado, 31 de diciembre de 2011

0

Neues Jahr.. neues Leben


Voy a aprovechar algunos de los últimos minutos del año para escribir algo en el blog. Quedan apenas 12 horas para que dejemos atrás el 2011, y me alegro. Exceptuando algunas cosas ha sido una mierda en diversos aspectos especialmente desde finales de Enero a finales de Noviembre -salvando los viajes al extranjero-. Siempre puede venir un año que sea peor, y seguro que este futuro azuloscurocasinegro me deparará algún otro. Sin embargo, ni es tiempo de lamentarse, ni es algo que quiera hacer en realidad.

Mientras escribo esta linea en una parte de Kiribati acaban de entrar en el 2012. ¡Quién pudiera estar en ese maravilloso archipiélago con la mirada puesta en el inmenso Océano Pacífico y alejado de las masas destructoras del turismo!

Espero volver fuerte este año que viene, que sea mejor que el anterior en todos los aspectos y que deje la pereza a un lado para terminar todas las entradas que tengo archivadas en borradores. 

No os voy a desear un 2012 feliz -esto es demasiado relativo-, sino uno saludable porque es lo más importante. Nos vemos a partir del 2 de Enero... igual, en esta época de cambios que vivimos, es también hora de que quitemos el 1 de Enero del Calendario... :)

viernes, 30 de diciembre de 2011

0

El Prisionero del Cielo - Carlos Ruiz Zafón



"A veces se cansa uno de huir -dijo Fermín-. 
El mundo es muy pequeño cuando no se tiene adonde ir"

No recuerdo la última vez que escribí algo sobre un libro en este blog. No ha sido porque no haya leído cosas -aunque es cierto que la mayoría, por obligación, distaban bastante de apasionarme-. Esa tónica ha ido afortunadamente cambiando, y entre los libros que me han acompañado en el atracón de estas navidades está el que encabeza el título de esta entrada y aparece en la imagen.

Los que me conocen sabrán que uno de mis escritores favoritos es Carlos Ruiz Zafón. He leído todos sus libros, exceptuando El Palacio de Media Noche que ya está haciendo cola en mi recientemente adquirido Kindle -del que os hablaré próximamente-. Hacía un tiempo que deseaba tener tiempo libre para leer su nueva novela, que forma parte de la tetralogía "El Cementerio de los libros olvidados" formada por La Sombra del Viento, El Juego del Ángel, El prisionero del cielo y un título que aun está pendiente de publicación.


Esta nueva entrega está ambientada en la Barcelona de los años 40/50 y regresa al intrigante 'Cementerio de los Libros Olvidados'. Los personajes principales son Daniel Sempere y el carismático Fermín Romero de Torres, de quien descubriremos sorprendentes secretos relacionados con su pasado. La historia comienza en tiempos de crisis para la librería de los Sempere, cuando un inquietante y misterioso hombre aparece allí y amenaza con desvelar un gran secreto. A partir de este momento, Daniel y Fermín luchan por descubrir la identidad del individuo, lo que hará que ambos revivan viejas heridas ocultas.

La historia de las nuevas aventuras de estos dos personajes me ha parecido bastante emocionante. Sin embargo, sólo me ha parecido intensa en ciertos momentos y episodios, especialmente los relacionados con el pasado de Fermín -cuya elección como personaje principal de la historia ha sido todo un acierto-.  Los primeros capítulos de El Prisionero del Cielo son los que más enganchan pero, desgraciadamente, la historia va perdiendo fuerza a medida que sobrepasamos aproximadamente la mitad del libro.


No obstante, y a pesar de eso que dicen de que las comparaciones son odiosas, he de decir que me ha parecido mejor que El Juego del Ángel pero a su vez lejos de La Sombra del Viento. En esta última entrega se hace referencia -como es lógico- a elementos de las novelas anteriores que quizá queden un poco enterrados en el olvido, o al menos ese ha sido mi caso.

El Prisionero del Cielo es pues, una novela corta -me atrevería a decir que en exceso- que se lee rapidísimo y es entretenida en general e intensa sólo en ocasiones. Dada su longitud, es posible que se trate de otra estrategia editorial para llenar las arcas en navidad aprovechando el tirón. La cuarta parte dirá. Lo que queda claro es que, al terminar el libro, me ha quedado una sensación notable de novela inconclusa pero c'est la vie, y así es la intriga... ahora toca esperar.

domingo, 18 de diciembre de 2011

0

Submarine - Richard Ayoade (2010)

Poster
Haciendo un pequeño descanso en estos días de estrés que me ocupan en la recta final del semestre os traigo una película que vi hace alrededor un mes y que se proyectó en la 49 edición del Festival Internacional de Cine de Gijón.

Submarine nos cuenta la historia de Oliver Tate, un chico de 15 años que tiene dos objetivos en mente. Por una parte, quiere salvar el matrimonio de sus padres y evitar que su madre caiga en las redes de un viejo amor de juventud que se ha mudado a la casa de al lado.


Por otra parte, está en una etapa de la vida en la que no ha terminado de conocerse a sí mismo ni de definir su identidad. Oliver espera que en esta etapa de cambios y experimentación de nuevas sensaciones todo cambie al conocer a Jordana, una jovén pirómana que se convertirá en su novia.

A pesar de que había leído buenas críticas sobre la película en general me esperaba bastante menos de ella y me sorprendió muy gratamente. La recomiendo especialmente para los adolescentes y para todos aquellos que no se encuentran demasiado lejos de esa etapa ya que muchas de las preocupaciones de Oliver pueden resultar familiares -sin entrar en sus extravagancias-.


Sin embargo, lo mejor -para mí- y lo que le da un verdadero plus a esta película es la banda sonora de Alex Turner (componente del grupo de música de Sheffield The Artic Monkeys). No fui capaz de sacarme de la cabeza las canciones que acompañan a las imágenes durante unos cuantos días.

Como siempre, aquí os dejo el trailer, donde podéis comprobar lo que quiero decir cuando me refiero a la música. Esta vez el trailer está en inglés sin subtítulos ya que la versión con subtítulos que vi en youtube tenía una traducción bastante pésima.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...